Hola mi nombre es Vicki, bueno en realidad mi nombre es Virginia, ¡mi madre no supo el gran error que cometió al ponerme ese nombre¡, hace tiempo escribí mi historia pero aquí la resumo. Me case a los 17 años con mi primer novio tuve dos hijos, ni un solo orgasmo y una vida desdichada durante 18 años, cuando mi esposo decidió cambiarme por un modelo mas nuevo, es decir su secretaria. Mi abogado logró que mi posición económica sea desahogada, y por supuesto mi posición social en la ciudad muy tradicional en la que vivo que se supone debo cuidar por lo que ahora debo llevar una doble vida. Como dos años después de mi divorcio encontré a un amigo de la preparatoria que me introdujo en el mundo del sexo, ahora soy una apasionada del sexo como diversión. A pesar de mis casi 40 años tengo un cuerpo aceptable y lo mantengo asistiendo diario al gimnasio, mido 1.68 y mis medidas no son malas. No busco pareja sino disfrutar del sexo o sea soy una puta de marca. A continuación les platicaré algunas de mis aventuras.

Como medio de mantenerme entretenida puse una pequeña tienda de antigüedades en un centro comercial de la ciudad donde vivo. Marcos es el empleado de la papelería en donde sacamos las fotocopias que necesitamos. Ocasionalmente Marcos coqueteaba conmigo, haciendo mención de mi buen cuerpo y de mis nalgas bien paraditas o de mis senos firmes. Un día me dijo que si podía hacerle un favor, yo pensé que sería algo sexual pero mi tienda es parte de mi imagen pública por lo que no solía ser muy evidente, pero no, lo que quería era decirme que tenia un equipo de fútbol y necesitaba alguien que los patrocinara, si yo estaba dispuesta pondría el nombre de mi negocio en las camisetas de los jugadores. Yo acepté mas por hacerle el favor que por la publicidad, a partir de ese momento empezamos a bromear yo le decía ¿Cómo va mi equipo? Y el me decía "Jefa" como si fuera en realidad la dueña. Sus comentarios sexuales se incrementaron al sentir un poco mas de confianza, y para no hacerles el cuento largo una tarde me invitó a comer y bueno una cosa llevó a la otra y acabamos en un hotel de paso, pero de eso hablaré otra vez.

Finalmente un día me dijo que "nuestro equipo" había llegado a la final y que si quisiera ir al partido, ese día yo estaba especialmente cachonda y le dije que si y que si ganaban "habría un premio especial" esto lo dije guiñándole un ojo con lo que no hubo mas que decir. El día del partido yo esperaba en la esquina que habíamos convenido (no podía permitir que supiera donde vivía) el paso en una camioneta Van y venían con él otros cuatro amigos, todos ellos miembros del equipo. El partido era en una población como a 40 Km de donde vivíamos y nos dirigimos hacía allá, El estadio era de tierra y hacía mucho calor, pero Marcos había pensando en todo, una hielera llena de cervezas ayudaba a mitigar el calor de jugadores y espectadores. El calor era impresionante, yo vestía un top que se detenía con mis pechos y unos pantalones algo ajustados, a pesar de tener una sombrilla, sufría los embates del calor y tome varias cervezas. Cuando "nuestro equipo anoto el gol que nos ponía dos cero era calro que eramos los campeones". Como madrina, yo entregue el trofeo y me tomé muchas fotos con todos los jugadores y el trofeo, Después de celebrar y acabar con la hielera de cervezas cada quien se fue yendo, quedamos sólo los que veníamos en la VAN de Marcos. Emprendimos el regreso y pasamos a un pueblo a rellenar la hielera y comprar carnitas para festejar.

A la salida del pueblo había un hotel de paso Marcos me dirigió una mirada con la que me decía todo, y yo lo vi asintiendo ligeramente con la cabeza. Los chicos en la parte de atrás de la VAN a penas si se dieron cuenta, Marcos pagó al encargado y estacionó la camioneta en donde le indicaron. La camioneta quedo cubierta y todos bajamos para llegar a la suite, subimos por una escalera pequeña y encontramos una amplia habitación, tenia una mesita y una especie de sala en la que en una televisión sólo se sintonizaban canales pornográficos y de deportes, la ventana daba a los campos de cultivo y no se veía ninguna casa. Subieron las cervezas y las carnitas. Uno a uno nos fuimos bañando siendo yo la primera,

Salí del baño con la toalla enrollada en el cuerpo lo que provoco un silbido de todos los cinco jugadores que estaban comiendo y bebiendo. Ahora era claro cual sería el premio, las chicos se fueron excitando y yo también, uno a uno se fueron bañando y la mayoría salio en paños menores o envueltos en la toalla. Veíamos el partido del fútbol nacional en la tele, un clásico (Cruz Azul vs. América), eso hizo que la confianza subiera. Las bromas sexuales se incrementaron, ya con varias cervezas me confesé fan del Cruz azul y dije que si anotaba, me quitaría la toalla, al grito de gol todos voltearon a verme y yo cumplí, me quité la toalla, para sorpresa de algunos yo no tenia sostén pero si bragas. Me hicieron apostas a que si el América empataba me quitaba las bragas. Al poco el grito de goooooooool de los chicos fue mas por que yo tendría que cumplir. Para ese momento había tomado varias cervezas que estaba totalmente desinhibida. Me quite las bragas y los chicos estaban locos por el espectáculo. Entonces salio que julio, el mas chico de todos era virgen y me hicieron prometer que si ganaba el Cruz Azul le quitaría esa condición.

Faltando dos minutos el Cruz Azul anoto el gol que garantizaba que Julio dejaría de ser virgen ese rato. Cuando se acerco a mi le quité los shorts que era lo único que tenía después de bañarse y empecé a mamarle la verga, que si bien no era muy grande tenia el sabor fresco de la juventud. Rápidamente su miembro creció dentro de mi boca. Primero lamí los testículos y poco a poco fui subiendo por el tallo, después lamí el glande y con los dientes acaricié la parte de atrás lo que lo excitó más. Poco a poco lo lleve hacia la enorme cama King Size que estaba del otro lado de la habitación, me senté en la orilla de la cama y abrí las piernas, poco a poco empujé la cabeza del chico hacia mi concha y le dije que la lamiera, el lo hizo, de manera torpe y en medio de las rizas de sus compañeros. Le tuve que explicar como chupara la cueva de una mujer y como mamar mi clítoris, después de lo cual lo hizo bien, y me hice para atrás sobre la cama dejando mi sexo totalmente expuesto, el se subió sobre mí y me iba a penetrar cuando le dije "Alto, te lo permito sin condón porque es la primera vez. Pero los demás deberán ponerse uno cada vez"- Marcos había pensado en eso y sacó una caja de condones- Julio estaba excitado se subió sobre mi y medio su herramienta en mi cueva, mis nalgas se empezaron a mover y las de él también. Cambiamos de posición y empecé a cabalgarlo, inicié con un movimiento circular que luego se convirtió en un violento sube y baja, como era de esperase el chico no aguanto mucho y se vino rápidamente ante las risas y burlas de sus compañeros de equipo aproveche una de las salidas y todo su semen quedó en mi abundante mata de bello púbico.

Los demás compañeros se habían desnudado y se pajeaban al ver la escena, cuando acabamos Julio y yo. Marcos decidió entrar en escena y se acerco, me acarició los pechos. De repente me dio la vuelta y me abrazó sus manos apretaban mis pechos de forma firme, entonces Rubén, otro de los jugadores se acerco por el frente y me acarició la rajita yo empecé a sentir que un orgasmo se acercaba y poco a poco empecé a gemir, Marcos pidió que le acercaran un pedazo de carnitas y empezó a pasearlo por mi culo, poco a poco sentía la grasa de la carne lubricando mi culo, poco a poco metió el pedazo de carne y lo sacó nuevamente, metió entonces uno de sus dedos y lo movió dentro de mi recto. Volvió a pasear el pedazo de carne, pero esta vez muy mojado en su saliva, la sensación era nueva para mi y acepté el pedazo de carne completo estaba comiendo por el lado contrario del habitual mi ano expulso el pedazo y Marcos aprovecho para meter dos y luego tres dedos y dilatar así mi culo dejándolo listo para que su polla hiciera su incursión dentro del final de mis intestinos.

Rubén mientras tanto se había dedicado a acariciar mi raja sin importarle que sus manos e incluso su boca se llenaran con el semen de Julio. Cuando su mano quedaba llena de leche el la limpiaba en mis pechos o en mi vientre, después empezó a chupar mis pezones. Lo sabía hacer con maestría pues me excitaba mucho. Otras veces recogía la leche de Julio con los dedos y lo ponía en mi boca yo lo disfrutaba y chupaba sus dedos como quien recoge miel. Finalmente Rubén se acostó en la orilla de la cama e introdujo su pene, de tamaño regular, en mi vagina. Marcos me empujo hacia él y me penetró por atrás, ambos empezaron a moverse simultáneamente, yo sentía como ambas vergas se encontraban dentro de mi y se movían de manera sincrónica. Cada vez la excitación de los tres fue aumentando y casi llegamos al orgasmo simultáneamente los tres. Rubén sacó su verga de mi vagina, y puso el condón en mi boca, yo chupé toda su leche, que si bien tenía un sabor a plástico me agradó. Marcos se vino dentro de mi culo, y saco la verga, cuando acabé con la leche de Rubén limpié la polla de Marcos.

Yo estaba sudada y resollando, Ramón y Sergio que eran quienes faltaban de cogerme, tenían sus vergas al máximo se masturban al ver la escena y dejaban para no venirse antes de tiempo. Me dieron una cerveza y me tome la mitad casi sin respirar, lo que sobro los vertí sobre mis pechos y sentada en la cama tome el pene de Ramón y lo jalé hacia mi diciéndole "toma de mi lechita" él empezó a mamar de mi pezón la cerveza que escurría, hice lo mismo con Sergio y tenia a los dos mamándome los pechos. Pero sus manos no estaban quietas, Sergio me deseaba la rajita acariciando el clítoris que estaba inflamado, mientras Ramón metía sus dedos en mi culo, Marcos y Rubén apreciaban la vista sentados en la salita tomando sendas cervezas.

Poco a poco los dos que me atendían acercaron sus bocas a mis agujeros, Ramón empezó a mamar mi clítoris y Sergio mi culo luego se cambiaron, solo que Sergio baño mi cuquita con cerveza antes de chuparla y luego dio la botella a Ramón quien introdujo la boca de la botella en mi culo muy dilatado, Ramón se sentó en cama y me metió la verga por el culo separando mis piernas dejando que todos los presentes vieran mi coño abierta, llena de jugos y aún escurriendo semen, yo veía la escena por el espejo del techo. Sergio escupió un par de veces en mi sexo, el primero cayo en mata te pelo y la segunda cerca del clítoris, luego embarro su escupitajo en mis labios mayores y me dio a chuparlos después, con un poco de repugnancia chupé el gargajo que sabía a mis jugos. Sergio introdujo entonces su polla en mi cueva y empezó a moverse. Rubén se vino primero en mi culo pero por la posición que teníamos los tres no pudo salirse, su leche se salió del condón y lo sentí en mis nalgas, pero lo que me llevó al orgasmo fue el movimiento que Sergio hacia en mi vagina. Finalmente ambos nos venimos casi al mismo tiempo, Sergio se quito el condón y yo pude chupar su leche de su polla y su vello.

Todos estábamos cansados, pero Julio empezaba a despertar, sus piernas abiertas y sus testículos flácidos fueron mucho para mi me acerque a él y empecé a mamarle la verga, la que creció más rápidamente de lo que yo esperaba y al poco lleno mi boca con su leche. Los demás chicos protestaron por lo que se las mamé a cada uno de ellos y deje que se vinieran en mi boca o en mis pechos en donde quisieran.

Al terminar me volví a bañar, el sol se había puesto, regresamos a la ciudad y a pesar de las protestas de los demás compañeros. Marcos me dejó en la misma esquina en la que me había recogido manteniendo así mi anonimato.

videos xxx
orgias
pajas
peludas
penes enormes
porno amateur
porno duro
porno hd
videos sado
enculadas
tetonas
travestis
porno casero
zoofilia
abuelas follando
actrices porno
asiaticas
borrachas
cornudos
castings porno
colegialas
culonas
embarazadas
enanas
folladas
fotos porno
videos porno gay
gordas
hentai
incestos
jovencitas
porno latino
lesbianas
putas
maduras
mamadas
morenas
negritas